¿Qué quiere decir Criptorquidia?

 

Se denomina con este término a aquellos testículos que no se encuentran en la bolsa escrotal.

 

¿Qué tan frecuente es esta enfermedad?

 

Hasta en un 3% de los recién nacidos a término se encuentran testículos no descendidos. En los bebes pretérmino y con bajo peso, la probabilidad aumenta hasta un 30%.

Aproximadamente 70% de los testículos no descendidos llegan al fondo del escroto de manera espontánea durante los primeros tres meses de vida, después la probabilidad es remota y la incidencia de criptorquidia es cercana al 1% permaneciendo sin variación durante todas las edades.

 

¿Por qué se produce?

 

En el estudio de las posibles causas, existen factores cromosómicos, hereditarios, hormonales y ambientales.

 

¿Es una enfermedad que se hereda?

 

Se encuentran testículos no descendidos hasta en el 4% de los padres y el 6% de los hermanos de un paciente con dicha enfermedad, lo que indica que pueden existir ciertos factores hereditarios que favorecen su aparición.

Los testículos no descendidos también pueden hacer parte de varios síndromes genéticos, hormonales y malformaciones no necesariamente cromosómicas.

 

¿Qué consecuencias tiene esta enfermedad?

 

Los testículos que no se encuentran en situación normal, sufren daños irreversibles en sus células a partir del año de edad. Esto finalmente producirá disminución en la cantidad y calidad de los espermatozoides con el potencial compromiso de la fertilidad.

 

El testículo no descendido también se asocia con hernia inguinal y puede sufrir torsiones de difícil diagnóstico por estar en posición no palpable.

 

Las células del testículo no descendido pueden sufrir transformación maligna y desarrollar cáncer posteriormente.

 

¿Cómo se trata?

 

El tratamiento del niño con testículo no descendido es quirúrgico, ya sea para realizar el descenso de la gónada a la bolsa escrotal, lo que se denomina orquidopexia, o para retirar dicho testículo por presentar alteraciones importantes en su forma y calidad.

El momento recomendado  para dicho procedimiento en la actualidad es entre los 6 meses y el año de edad.

 

Es necesario el seguimiento a largo plazo de estos pacientes y la recomendación de auto examen del testículo.

volver.jpg

© 2020 Calle 93 # 14-20 Oficina 410 - Edificio Centro 93 Torre Sur - PBX: (57-1) 2186700