En qué consiste esta infección?


La infección por el virus del papiloma humano es la ETS más frecuente. El virus tiene más de 40 tipos, que pueden infectar los genitales tanto de hombres como mujeres y puede localizarse en la piel de pene, el ano, la vagina y el cuello uterino (entrada al útero o la “matriz”). Es posible que la infección no sea visible, por lo cual la mayoría de las personas infectadas desconocen que están infectadas.


Cuáles son los síntomas  y secuelas de la infección?
En algunos casos el virus puede causar verrugas tanto en hombres como mujeres, las cuales pueden ser elevadas, únicas, múltiples, pueden tener forma de coliflor o pueden ser planas (las cuales pueden pasar desapercibidas o confundirse con un “lunar”). Estas verrugas pueden aparecer  en la piel del pene, prepucio o uretra, el ano, la vagina o la vulva; no desaparecen solas y deben ser tratadas por su urólogo o ginecólogo. Si hay aparición de verrugas en la uretra masculina, es importante realizar un examen especializado por el urólogo para descartar la presencia de verrugas en el resto del trayecto de la uretra o la vejiga.


La complicación más temida es que algunos tipos del virus pueden generar cáncer de cuello uterino, vulva (parte más externa de los genitales femeninos que incluye los labios menores y mayores), vagina, ano y pene.  Según la posibilidad de que el virus cause cáncer, se han dividido los diferentes tipos en grupos de alto y bajo riesgo para generar cáncer.  Los tipos de cáncer que genera el virus de papiloma humano suelen no dar síntomas por lo cual es posible que sean detectados en un estado avanzado; esta situación hace que sea menos probable curar la enfermedad y más probable morir de cáncer.

 

 

 

 

 

 

 

Cómo se contrae la enfermedad?
El virus se contrae por las relaciones sexuales vaginales y anales. El virus puede permanecer en el cuerpo de una persona durante años después del contagio y manifestarse de forma tardía.  La mujer embarazada con infección genital por VPH puede transmitir la enfermedad a su bebé durante el parto vaginal; el bebé puede sufrir de verrugas en la garganta o laringe (papilomatosis respiratoria recurente).


Según datos del centro para el control de enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), en la actualidad aproximadamente 20 millones de estadounidenses se encuentran infectados por VPH y 6.2 millones de personas se infectarán por primera vez anualmente; este importante centro académico considera que por lo menos es 50% de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección genital por VPH en algún momento de sus vidas.


Cómo se puede prevenir la infección?
El uso de condones puede disminuir más no evitar por completo la transmisión de VPH i se usan de forma adecuada y regular. Sin embargo, el virus puede afectar áreas no cubiertas por el condón; la forma más segura de evitar el contagio es mantener relaciones sexuales en condición de mutua monogamia con una persona que no ha tenido o ha tenido pocas parejas sexuales. El número de parejas sexuales que se ha tenido en la vida está directamente relacionado con una mayor posibilidad de estar infectado/a por el VPH. Es importante saber que incluso personas que sólo han tenido una pareja sexual en su vida pueden contraer el virus si su pareja única presentaba infección por el VPH; es muy difícil determinar si una persona ha estado expuesta al virus en el pasado.


Existe una vacuna disponible para las niñas desde los 11 años de edad y se puede aplicar en mujeres jóvenes hasta los 26 años.  Esta vacuna puede disminuir la posibilidad de adquirir cáncer de cuello uterino más no la evita por completo porque la vacuna no protege contra todos los tipos existentes de VIH. Es importante que todas las mujeres con vida sexual activa consulten a su ginecólogo de forma anual para la realización de la citología, examen con el cual se pueden detectar células malignas y según su estado planear un tratamiento. Actualmente no se ha definido claramente si aplicar la vacuna a los hombres los protege efectivamente de la infección por VPH.


Cuál es el tratamiento para ésta infección?
En el caso de los hombres, ante la aparición de verrugas peneanas, anales o perineales (zona localizada entre el pene y el recto)  resulta fundamental consultar con el urólogo. Igualmente, requiere consulta inmediata cualquier lesión ulcerada del pene que aumenta de tamaño o que no se cura en corto tiempo así como la aparición de ganglios inguinales palpables. Según el aspecto de la lesión al examen físico su urólogo puede decidir eliminar las verrugas o tomar una muestra para biopsia para descartar la presencia de cáncer de pene. El cáncer de pene es una enfermedad muy agresiva, y sólo es posible ofrecer terapia curativa si se detecta y trata de forma temprana; una vez el cáncer de pene ha avanzado, a posibilidad de morir por la enfermedad es muy elevada.


Es recomendable que los hombres homosexuales y bisexuales se realicen de forma anual pruebas de laboratorio para descartar cáncer de ano ya que éste tipo de cáncer es más frecuente en estos grupos de población.


Existen pruebas diagnósticas para saber si tengo la infección?
El virus del papiloma humano en muchos casos es autolimitado por el cuerpo, es decir, un sistema inmunológico sano puede detenerlo. Existen métodos diagnósticos para detectar anticuerpos contra el virus o para detectar el material genético del virus en una muestra de sangre (llamada PCR). Sin embargo, es posible que a pesar de haber tenido infección por el virus no se genere ningún problema de salud, pero en el caso contrario, lo más importante es detectar las complicaciones a tiempo e instaurar el tratamiento adecuado, para lo cual debe consultar con su urólogo o ginecólogo.


CONSULTE A SU UROLOGO

SOCIEDAD COLOMBIANA DE UROLOGIA

 

volver.jpg

© 2020 Calle 93 # 14-20 Oficina 410 - Edificio Centro 93 Torre Sur - PBX: (57-1) 2186700